¿Por qué Jesús es el único camino de Salvación?

Puede sonar arrogante para otras religiones esta afirmación  “Jesús es el único camino para ir al cielo” y entiendo que se piense así, sin considerar ciertos puntos.

1.- ¿Quién es Jesús para usted?

Muchas de esas religiones como el Islam, Judaísmo o religiones místicas como el budismo consideran a Jesús como un maestro, profeta o iluminado, pero no el             “Único Camino” Esto es en sí mismo una contradicción, veamos porque:

Si las religiones mencionadas consideran a Jesús de esa manera, entonces tienen que creer en sus palabras, si fue un maestro, profeta, iluminado (como ellos afirman), entonces no puede ser un mentiroso. Pero al no creer en sus palabras, eso es lo que están diciendo y significa una contradicción.

2.- ¿Quién dijo Jesús que era él?

El mismo Jesus afirmó ser el único camino al cielo.

Para los cristianos el Nuevo Testamento es la palabra de Dios, pero para los no cristianos todavía es el documento antiguo más preservado y confiable que existe. En ese Nuevo Testamento encontramos esto: “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí”. Juan 14:6. Esto también lo repitieron los apóstoles  en  Hechos 4:12; 1 Timoteo 2:5).

La conclusión es bien fácil o Jesús fue un mentiroso (en ese caso no puede ser un buen hombre, ni profeta, ni maestro) o Jesús era quien él afirmó ser. En ese caso es el único camino al cielo, pero no puede ser las dos cosas a la vez.

Otras razones.

Solo Jesús tenía el poder sobre su propia muerte y la habilidad para tomar su vida de nuevo (Juan 2:19, 10:17-18). Su resurrección no fue “espiritual” sino física (Lucas 24:39). Su resurrección de los muertos, para nunca morir de nuevo, lo distinguen como el único Hijo de Dios (Romanos 1:4).

Solo Jesús aceptó ser adorado como alguien igual al Padre. (Juan 20:28-29; Filipenses 2:6), y de hecho, Dios el Padre declara que el Hijo debe ser honrado como se honra a Dios. (Juan 5:23).

Es Jesús quien gobernará al mundo al final de la presente era. (Hebreos 1:8; Isaías 9:6-7; Daniel 2:35, 44; Apocalipsis 19:11-16).

Solo Jesús nació de una virgen, habiendo sido concebido por el Espíritu Santo. (Isaías 7:14; Mateo 1:20-23; Lucas 1:30-35).